La vida de los otros.

Ayer se celebró un referendum en Irlanda para decidir si legalizar o no el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Parece que estamos de enhorabuena, y que el país más cristofreak de Europa ha votado a favor.
Hoy es jornada de reflexión en España, mañana se vota.

Entre el optimismo y la más infinita tristeza yo me pregunto: ¿cuándo dejaremos de considerarnos con el derecho a decidir sobre la vida de los demás? 

Es un problema que tenemos muy arraigado. Opinamos sobre cómo viven los demás, sobre las decisiones que toman, sobre lo que hacen, dicen o piensan. Permitimos que se decida sobre cuestiones vitales que pertenecen a la vida más íntima de las personas. Nos creemos con el poder de decidir sobre el futuro de la gente, cuando ni siquiera vivimos en un sistema capaz de hacerse responsable real de las consecuencias.

Y lo que es más grave,¿por cuánto tiempo vamos a permitir que las religiones guíen nuestras políticas?

Estamos hablando de derechos fundamentales. No es sólo el matrimonio, es el aborto, es la eutanasia, la sedación. Son tantas cosas…
(Me viene a la mente el caso del Dr. Luis Montes y su equipo médico: podéis informaros aquí)

Hoy es jornada de reflexión, y no puedo evitar pensar cuántos derechos fundamentales nos han sido arrebatados a todos los niveles en los últimos años.

¿Cuánto más vamos a aguantar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s